Cómo instalar y solucionar problemas de los discos duros ATA serie (SATA)

Las unidades de disco con interfaz ATA serie están diseñadas para una instalación sencilla. Por lo tanto, no precisan la configuración de puentes, terminadores o cualquier otro dispositivo para funcionar correctamente. El bloque de puentes situado junto al conector de la interfaz SATA en las unidades SATA de 150 MB/s está destinado sólo a uso de fábrica. El bloque de puentes adyacente al conector de interfaz SATA en unidades SATA de 300 MB/s se puede utilizar para forzar la unidad al modo SATA de 150 MB/s para su uso con controladores SATA más antiguos que sólo funcionan con unidades SATA de 150MB/s.

Con una interfaz ATA serie, cada una de las unidades de disco duro cuenta con un cable propio para conectarse directamente a un adaptador de host ATA serie o a un puerto ATA serie de la placa base. A diferencia de los dispositivos ATA paralela, no existe relación maestro-esclavo entre unidades que utilizan interfaces ATA serie.

Para poder utilizar una unidad ATA serie en un mismo sistema con unidades ATA paralela, ambas interfaces deberán ser compatibles con la placa base o con un adaptador de host. Así puede agregar al sistema fácilmente una mayor compatibilidad con dispositivos ATA serie sin necesidad de retirar las unidades de disco ATA paralela existentes.

Información adicional